Egoin-TURO

Durante los últimos años el uso de la madera para la construcción de determinados equipamientos como polideportivos se ha extendido de forma progresiva gracias a que ofrece mejores condiciones de rendimiento, resistencia, ligereza y sostenibilidad que otros materiales como el acero o el hormigón.

Fueron precisamente estas propiedades las que llevaron al estudio de arquitectura Anna Noguera a apostar por Egoin, utilizando la madera contralaminada como elemento principal para la construcción del polideportivo Turó de la Peira de Barcelona. Un edificio singular que se ha convertido ya en una referencia arquitectónica gracias a su alma y estructura de madera, su fachada verde y su diseño orientado a la eficiencia energética y la sostenibilidad.

Este proyecto, además, ha obtenido recientemente el Premio Mapei 2019 a la Arquitectura Sostenible, iniciativa que reconoce a los profesionales que impulsan proyectos sostenibles y destaca las buenas prácticas que contribuyen a la evolución de la construcción. En este sentido, el jurado otorgó el primer premio al polideportivo por transmitir los valores de la mejor arquitectura sostenible.

Este gran equipamiento deportivo se asienta sobre un solar de casi 5.500 m2 y está compuesto por dos plantas ocupadas por una piscina y una pista polideportiva. El uso de la madera para esta instalación se debe, tal y como explica Anna Noguera, a que ofrece un rendimiento óptimo en condiciones de humedad y de condensación de agua, y a que se adecua perfectamente al ambiente de una piscina. Se trata de condiciones que la convierten en un material mucho más apropiado para este entorno que el acero, que requiere protección y tratamientos adicionales para evitar la corrosión.

Por otra parte, la instalación se encuentra enclavada en una zona de alta densidad de viviendas, junto a un centro escolar y otros equipamientos sociales, y sus promotores necesitaban minimizar el impacto visual y sonoro de las obras en el entorno. La elección de madera 100% prefabricada les permitió trabajar en fábrica la mayor parte de la estructura y llevar a cabo el montaje de los componentes en la zona de obra de manera sencilla, ágil y rápida. Además, la ligereza de estas estructuras las convertía en elementos fáciles de transportar incluso a zonas de acceso complicado, como el patio de manzana en el que se ubica el polideportivo.

Estas características permitieron dotar al edificio de uno de sus elementos diferenciales: una espectacular estructura compuesta por 9 pórticos de madera laminada con un ritmo de 5,2 metros, asentados sobre pilares de 18 metros de altura, vigas jácenas de 25 metros y celosías de 2,4 metros de altura en cubiertas. Todo ello, con un plazo de ejecución “rápido”, de solo 8 semanas.

Pero el edificio también debía satisfacer exigentes requerimientos de carácter estético y medioambiental que resultaban básicos para el estudio de arquitectura. Y la madera cumplía ambos a la perfección: por un lado, este material armónico proporciona “un ambiente cálido y acogedor, alejado de la frialdad que caracteriza a muchos equipamientos similares”. Y, por otro, se trata de “uno de los materiales más respetuosos con el medio ambiente, con unas “excelentes características en relación a su ciclo de vida”.

Para la construcción de este equipamiento, Egoin empleó 840 m3 de pino radiata km 0 que evitaron la emisión a la atmósfera de 672 toneladas de CO2, con una huella ecológica equivalente a cero y un impacto ambiental nulo. Es decir, una referencia medioambiental a la que no solo han contribuido los materiales elegidos sino también la apuesta por una solución de eficiencia energética basada en la producción de energías renovables y la sostenibilidad del ciclo del agua.

El resultado, según explica la arquitecta, ha sido “una construcción muy exigente a nivel técnico, donde se han invertido muchos esfuerzos tanto a nivel de cálculos y desarrollo de detalles como de control en la obra”.

Por último, Noguera destaca que Egoin ha jugado un papel fundamental en este proyecto: “Es la única empresa nacional con capacidad para desarrollar un proyecto de esta envergadura”.

FICHA TÉCNICA

Tipología: Piscina y Polideportivo

Uso: Deportivo.

Ubicación: Turó De La Peira, Barcelona.

Superficie: 2400 m2 construidos

M3: 840 m3 de madera.

CO2 Acumulado: 672 Tn.

Plazo de ejecución: 8 semanas.

Arquitecto: Arquitectura Anna Noguera/ José Javier Fernández Ponce

Calculista: Manel Fernández

Promotor: BIMSA

Cliente: UTE Ferrovial Deco Construcciones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *