El centro de día de la Fundación Rosa María Vivar se ha convertido en uno de los ejemplos más representativos de las cualidades constructivas y arquitectónicas que ofrece la madera y de la forma en que este material contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas, especialmente de un colectivo tan sensible como el de las personas afectadas por Alzheimer.

Desde su concepción, el estudio GCA Architects intentó diseñar un equipamiento perfectamente adaptado a las necesidades de sus usuarios, pero que al mismo tiempo permaneciera alejado de la clásica imagen de clínica o residencia geriátrica que habitualmente suelen tener los centros de día.

Gracias a una combinación de soluciones de madera CLT y de vigas laminadas de Egoin, el estudio consiguió diseñar un centro cálido, sostenible, con amplios espacios y grandes flujos de luz natural, en un entorno natural rodeado de exteriores ajardinados. Un local especialmente preparado para contribuir al bienestar de las personas afectadas por Alzheimer, y plenamente funcional para el personal de apoyo.

Para realizar este proyecto, fue clave la colaboración entre el estudio de arquitectura y Egoin, tal y como explica Sofía Oliva, arquitecta de GCA Architects: «Empezamos investigando el mundo de la Madera Contralaminada CLT y nos decantamos por Egoin por la sencillez en el trato. Desde el primer contacto resolvieron nuestras dudas y nos ayudaron a realizar los cálculos pertinentes «.

Productos

  • Madera Contralaminada CLT
    Madera Contralaminada CLT
  • Km0 Wood
    Km0 Wood

Detalles

  • Tipo de madera

    PINO

  • Superficie

    1100 M2

  • Volumen

    420 m3

  • Periodo de construcción

    2019

Equipo de trabajo

Estudio de arquitectura
GCAArchitects(Sofia Oliva)

Promotor
Fundación Rosa María Vivar

Cliente
Fundación Rosa María Vivar