Egoin reconstruye una iglesia modernista ‘singular’ con madera CLT en el norte de Londres

Trabajar en el Reino Unido de la mano de la prestigiosa Ingeniería de Cambridge Smith & Wallwork es un privilegio al alcance de pocas empresas. Sus ingenieros prestan una enorme importancia a los detalles y diseñan sus proyectos con un alto grado de exigencia para conseguir que cada uno de ellos resulte emblemático.

Una prueba de ello es el proyecto de reconstrucción de un espacio multiusos perteneciente a la iglesia Christ Church en Bedford, a unos 80 kilómetros de Londres, en el que Egoin participó en 2017 con la ingeniería británica y el estudio de arquitectura Grindley Architects.

Egoin desplazó hasta el Reino Unido un total de 325 m3 de madera de abeto CLT para renovar dos bloques de 1.200 m2 de superficie situados junto al templo religioso que iban a ser destinados a diferentes usos sociales.

Los promotores eligieron la madera CLT como principal elemento constructivo por razones de sostenibilidad, rapidez en la ejecución, calidez y agilidad a la hora de ensamblar las diferentes piezas que iban a componer el conjunto. El objetivo consistía en construir un edificio singular con un gran protagonismo y presencia de CLT, en el que resultaran fundamentales tanto la tonalidad de la madera como la geometría y la atención al detalle en todas las fases del proyecto.

Egoin reconstruye una iglesia modernista ‘singular’ con madera CLT en el norte de Londres

Estos requerimientos se convirtieron desde el primer momento en el principal reto del proyecto, puesto que a pesar de que el diseño del edificio se basaba en la utilización de líneas rectas y la búsqueda de la funcionalidad, su elevado grado de detalle y de definición convirtió el proceso de ejecución a pie de obra en un proceso de gran complejidad.

Tal y como explica el delegado de Egoin en el Reino Unido, Eneko Zaldibar, “los arquitectos nos presentaron un modelo en 3D con todo definido y tuvimos que replicarlo con apenas margen de maniobra para definir las conexiones”. El estilo arquitectónico era “modernista pero muy complicado, con muchas esquinas, recovecos, capas, escondrijos y detalles que hicieron que trabajar con ellos en CLT se convirtiera en una tarea muy compleja, especialmente a la hora de encajar todo el puzzle”.

“Nos hemos tenido que adaptar a unas exigencias muy específicas tanto del arquitecto como de los ingenieros, y el proyecto traía definidos aspectos tan específicos como la forma de hacer las escaleras o cómo dividir una pared en paneles, e incluía un grado de detalle que incluso definía cómo hacer un achaflanado entre paneles para destacar la junta. Todo eso nos ha llegado en modelo 3D y lo hemos tenido que ejecutar”, explica.

Egoin CLT Londres

Sin embargo, “el resultado ha sido fantástico”. A pesar de su complejidad, el proyecto se ha traducido en un “espacio suave y agradable, sin grandes alardes y con una apariencia de sencillez que esconde multitud de detalles muy complejos, como ocurre con una gran receta o una pieza de música magistral”, afirma Eneko Zaldibar.

Hoy, el conjunto de Christ Church Halls se ha convertido en un elemento arquitectónico icónico del llamado Holly Corner de Bedford, que rompe con la estética urbanística clásica inglesa, aunque de forma armónica.

La iglesia es un centro der referencia en el área de Bedford ya que, además del área destinada a las celebraciones de carácter religioso,  cuenta con una serie de espacios polivalentes para  ofrecer diferentes servicios comunitarios de carácter social y cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *