• Egoin participa en la construcción de una nueva edificación de 35 viviendas y 6 alturas en la capital de Girona.
  • La obra, promovida por Promocions Capdeferro y bajo la dirección de proyecto de los arquitectos Elisabet Capdeferro y Ramón Bosch, promueve una distribución libre de los espacios de las viviendas mediante paneles correderos.

Grupo Egoin está construyendo un nuevo edificio residencial en madera en la capital de Girona que constará de 6 alturas y un total de 35 viviendas, con la particularidad de que los espacios de cada vivienda pueden ser adaptados a las diferentes necesidades mediante un innovador sistema de paneles correderos.

El nuevo edificio, ubicado en la zona Mas Masó de Girona y promovido por la empresa Promocions Capdeferro S.L. y bajo la dirección de proyecto de los arquitectos Elisabet Capdeferro y Ramón Bosch, cuenta además con planta subterránea, planta baja y 35 plazas de aparcamiento. En dicho proyecto se han utilizado cerca de 1.000 m3 de madera KM0 procedente de bosques de Euskadi, lo que va a permitir un almacenamiento de 780 toneladas de CO2. La finalización de la obra, por su lado, está prevista para el segundo trimestre del 2020.

La estructura del bloque está construida con paneles de madera contralaminada cruzada (CLT) de bosques de Euskadi, un sistema de construcción en seco altamente eficiente en términos de precisión, velocidad y sostenibilidad.

Distribución libre

Uno de los aspectos relevantes de la propuesta es la voluntad de lograr una distribución libre de cada una de las viviendas, con la posibilidad de incluir una, dos o tres habitaciones dobles distribuidas en torno a un núcleo central de cocina, lavadero y baño. Esta solución permite múltiples distribuciones y espacios de tamaños variables gracias a un sistema de paneles correderos, permitiendo varias distribuciones según las diferentes necesidades a lo largo del tiempo.

En definitiva, según afirman desde el estudio de arquitectos Bosch Capdeferro, “el proyecto responde a la necesidad de buscar nuevos modelos de vivienda responsable que den respuesta al reto de hacer frente al cambio climático, y es que el sector de la construcción es responsable, a nivel global, del 40% de las emisiones totales de CO2 en la atmósfera y del 30% de los residuos sólidos”.

“En este sentido, cabe destacar que la madera es un material renovable que, además, tiene un balance de emisiones de CO2 positivo, ya que el árbol absorbe CO2 y libera oxígeno durante su vida. La industrialización de este sistema permite, asimismo, la minimización de los residuos generados en la obra”, apuntan desde el estudio de arquitectos.

La incorporación de soluciones pasivas y sistemas basados en fuentes de energía renovables permiten una importante reducción de la demanda energética necesaria para climatizar las habitaciones con la cualificación energética A.

En este sentido, el nuevo edificio contará con una galería en la fachada sur que permite precalentar el aire de las viviendas en invierno gracias a un sistema de ventilación, que actúa de manera inversa en verano mediante la captación del aire de la fachada norte y el apoyo de ventiladores de techo que generen corriente de aire mejorando la temperatura de sensación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *